20 julio 2024

¡Comité, dimisión!

La reciente bajada de salarios de hasta un 40% en las tablas salariales de Astilleros Murueta con el apoyo mayoritario del comité de empresa, tan sólo es la gota que colma el vaso del colaboracionismo que ejerce éste para con la empresa en su política regresiva de derechos y salarios. Aunque la dirección y el comité confirmen que los trabajadores en plantilla no se verán afectados, al aplicarles un complemento para mantener sus salarios, con esto se sentencian a las futuras incorporaciones en la plantilla a salarios precarios, en un momento donde se están denunciando cesiones ilegales de trabajadores en la empresa. También, con la aprobación de estas tablas a la baja, dejan vía libre a la empresa a la creación de una plantilla de dos categorías, donde en el momento en que la empresa quiera justificar un expediente por causas económicas y objetivas, puedan deshacerse de forma barata y rápida de los trabajadores mejor pagados que ellos consideren, en una práctica habitual que se viene haciendo en muchas empresas.

A ésta última traición, se suma una política de silencio y colaboracionismo del comité con las masivas subcontrataciones irregulares que ejerce la empresa, las cuales cumplen la mayoría de las condiciones para ser declaradas cesiones ilegales de trabajadores, la dejación interesada en la vigilancia y mejora de la seguridad laboral, al guardar silencio y dejar vendidos a los trabajadores ante los incumplimientos de la dirección en materia de prevención de riesgos laborales, mientras día a día aumenta la siniestralidad en la empresa. En definitiva, se trata de un comité que sólo se mueve en favor de sus propios intereses y los de la dirección, mientras cumple funciones de comparsa títere de la empresa, para blanquearla de cara a subvenciones públicas de dudoso objeto y donde algunos miembros, con pin de sindicato en la chaqueta incluido, desalientan a los trabajadores que tratan de denunciar irregularidades.

Bajo el modelo de relaciones laborales imperante en Astilleros de Murueta, no habrá respeto, mejoras o avances en derechos, sino que continuará la precariedad, el abuso y la división para la mayoría, en favor de dádivas, inmunidad y promoción de unos pocos enchufados hasta el desastre final. Al fin y al cabo, ¿qué tipo de personas promocionan bajo una estructura podrida?

Por estos motivos, la sección sindical de CNT en Astilleros de Murueta, acusamos al comité de empresa de traición imperdonable y ser colaborador imprescindible en la política de recorte de derechos, de salarios y contra la salud laboral que se está sufriendo en Astilleros de Murueta y por ello exigimos, si todavía queda a sus miembros algo de dignidad, su inmediata dimisión.

Tú trabajas, tú decides, que ningún trepa burócrata juegue con tu pan. Defiéndete y únete para pelear por tus derechos.